Comportamiento de las llamas dentro del rebaño

Las hembras de llama

Las hembras generalmente conviven en grupo, existiendo entre ellas jerarquías que son bien distintivas. Cumplen su tamaño adulto a los dos años, coincidiendo con la edad adecuada para la reproducción. El tamaño es variable así como sus pelajes. La repentina invasión de otra llama al rebaño, genera todo un proceso de adaptación para el resto del grupo, siendo tomada esta decisión específicamente por las hembras.

Los machos

Los machos llegan a la madurez a los dos años y medio, y a diferencia de las hembras mas bien son solitarios. La introducción de otro macho en su territorio culmina con una serie de mordiscos, patadas y defensas de todo estilo, tratando de impactarse uno al otro con el fin de marcar el liderazgo.

Los Tekes

Los Tekes (las crías), nacen generalmente de día, y a diferencia del resto de las especies no es lamido por su madre, sino que se seca al sol. Pasadas las primeras horas, tiene fuerza suficiente para pararse y mamar por sus propios medios.

Inmediatamente forma parte del grupo y es automáticamente aceptado por el resto de las hembras. Para el macho por lo contrario, el teke es un problema, ya que éste lleva toda la atención de la madre, y si bien no es el fin del macho hacerle daño, muchas veces la cría puede salir lastimada por alguna reacción que halla entre los mayores.